Subscribe:

martes, 2 de agosto de 2011

La Reverencia en la R. Sacramental y los niños pequeños

Siempre he observado que hay dos opiniones sobre la libertad que se les entrega a los niños durante el desarrollo de la R. Sacramental. Sin ser un gruñón, me llama la atención que por más que se explica que para los mormones la R. Sacramental es la reunión más importante en la que participamos debido a la Sta. Cena y de la reverencia que debe reinar, la concentración que debemos lograr al tener nuestros pensamientos en el sacrificio de Cristo, muchos padres dan rienda suelta a sus hijos, casi de la misma forma que cuando los llevan comer al McDonald y los dejan correr por los pasilllos subirse al estrado y sólo si se accidentan se paran ellos, entre gritos de dolor del niño, y abren la puerta y lo llevan al baño a mojarlo y calmarlo, después vuelven a abrir la puerta para sentarse nuevamente y dejar a su lindo niño corriendo nuevamente por el pasillo.

Que los niños no tienen la culpa, no está en discusión. "Es que el niño es inquieto", "es imposible tenerlo sentado por los 70 minutos de duración de la reunión", etc. parecen ser las simples justificaciones de los padres, y de algunos líderes que son permisivos frente a tal desidia. Al hacerle comentarios a algún miembro del obispado por tales situaciones, me han respondido que no es problema de los niños ni de la reunión, si no es un problema mío por no tener la capacidad o el deseo de concentrarme. Personalmente creo que el obispado debe velar para que exista la atmósfera y las condiciones apropiadas para que cualquier miembro pueda concentrarse y meditar libremente.
Los niños son parte de la congregación, no los podemos llevar a una guardería durante los servicios. Los niños deben estar junto a su familia en esta reunión, pero "con su familia". Somos varios hermanos en mi familia, cuando era niño mi dulce madre nos sentaba en la última banca y nos decía claramente que no podíamos salir de ahí. Yo no era de los más ordenados, ni mis hermanas menores, pero no recuerdo a ninguno haciendo piruetas en el estrado, haciendo carrera en el pasillo, o algo que distragera mucho a los hermanos. Mis hermanas menores lloraban, eran bebes, mi madre salía con ella y cuando volvía teníamos que estar donde mismo. No crecí con ningún trauma por tal disciplina. Tengo hijos y casi siempre me he sentado en el estrado, como obsipo o miembro del obsipado u otros llamamientos, y mis hijos nunca subieron a jugar, supieron quedarse con su madre, simplemente porque así se les enseñó.

Sé que no todos los niños son iguales, hay algunos muy difíciles, pero frente a ellos veo a algunos padres que simplemente fueron vencidos, bajaron los brazos, no hacen ningún esfuerzo en controlarlos. La Soc. Soc. o la primaria hacen cuadernos silenciosos, tienen lápices, papel y otros métodos para mantener a nuestros inquietos hijos en sus bancas con sus familias. Pidámoles consejos, pero respetemos el derecho de los otros a disfrutar de una reunión sacramental edificante.

Si sabes de técnicas o tienes consejos para darnos, o crees que exagero, danos tu comentario

18 comentarios:

MONICASUD dijo...

hola, me llamo monica y soy sud desde hace 10 años, ademas soy maestra de preescolares y trabajo en un colegio....creo que estas en lo cierto...actualmente muchos padres creen que a los hijos hya que dejarlos que pululen por el salon simplemente porque son pequeños...no es asi...la reverencia se enseña desde la mas tierna infancia, son los padres los que son muy relajados...si no les enseñan desde pequeños , ya no lo haran nunca o no lograran desarrollar el respeto cuando sus hijos sean mas grandes...creo que los obispos deben ser mas firmes en este aspecto con los padres, sin temer que se inactiven, porque muchas veces no lo hacen por ese temor,... si se inactivan es porque realmenet no tienen un testimonio...

konino´s dijo...

Hola me llamo Gerardo y soy miembro de la Iglesia ya para los 3 años, y así como Monicasud dice creo firmemente lo mismo, somos los padres los responsbles de enseñarles desde pequeños principios y valores que fomenten el que aprendan a estar tranquilos en la reunión de la Santa Cena, pero eso sí, recordando que como niños que son esto no se dará de la noche a la mañana, pero si somos constantes ellos lo asimilarán como algo natural en su diario vivir.

Anónimo dijo...

Hola, soy el hermano Cisneros tambien 10 increibles y muy afortunados años de miembro, de GDL Jalico y estoy total mente deacuerdo. Mi hijo tiene 1.5 años y trato al maximo de no romper con la reverencia de ese magnifica hora de la R. Sacramental. Sinembargo es muy dificir pero creo que en las noches de hogar es donde podre hacer el enfasis, una vez que pueda haber comunicacion con mi hijo pues ahorita ni sabe hablar y muy importante es no condicionarlos por que luego he visto que dicen "si me porto bien que me vas a comprar?" y eso es horrible, pues creo que no fomenta la conviccion. Mas bien darle un fuerte abrazo, un beso, palabras de animo, y que escuche que papa y mama platican de lo bien que se porto y de orgullosos que estan del hijo, y de ves en cuando quiza un paseo o un premio sorpresa pero no prometido.

Anónimo dijo...

Le felicito por su ejemplo. En lo personal a veces preferiria quedarme en los pasillos con mis pequeños para no molestar a los demas con las distracciones de mis pequeños, me esfuerzo, pero es muy dificil, ahora entiendo a los inactivos.

Anónimo dijo...

Encuentro de un pesimo gusto su foto, aunque uno a veces desearia que existiera un boton de apagado.

Anónimo dijo...

La reverencia se enseña en casa desde muy chicos,,uno de los mejores momentos para enseñarla es durante la noche de hogar,,si hacemos esta sencilla practica del evangelio lograremos hijos reverentes no solo en la reunión sacramental,,si no también en otros lugares que precisan quietud,,pero claro! como este es un trabajo agotador algunas madres deseamos mas, perder el tiempo en cosas que no son de beneficio en vez de hacer nuestra verdadera función como una buena madre,,y esta labor debe estar de acuerdo junto al padre porque a veces el padre corrige y la madre se enoja o viceversa y así no funciona,,los dos deben jalar por el mismo lado, soy madre sud de dos hijos y me siento satisfecha por enseñarles a ser reverentes en todo lugar,,y no crean que son niños estatuas,aprendieron también que cuando es de divertirse en lugares apropiados pues adelante es tiempo de eso. Felicidades excelente tema!!!

Anónimo dijo...

He pertenecido a Obispados , Pdcias. de Rama y como Pdte. de Rama, y lo que dice el autor es cierto, la R. Sac. es muy importante, pero ¿Porque decir que es el Obispado el que debe de hacerse cargo o que debe ser mas estricto en ese aspecto? Si el autor está tan preocupado por la reverencia y el mismo dice que mientras el ha sido lider sus hijos han tenido una conducta irreprochable ¿Por que no se acerca el mismo a los miembros con hijos problematicos y los aconseja con su propia experiencia en lugar de hacerle ese tipo de comentarios a los lideres que tienen tanto que hacer? De lider a lider le expreso al autor con mucho cariño que ambos sabemos que como lider lo que menos queremos escuchar es a hnos. exagerados que se preocupan por lo que hacen los demas en lugar de "ayudar" a solucionar el problema. Debemos ser una ayuda y no una carga para los lideres y Hnos.
Atte. Jose Perez
Chile

Roberto dijo...

Hno. Pérez
por dos razones:
1. Porque es responsabilidad del obispado, lo dice el manual,
2. El manual también habla sobre "aconsejar" que también es deber del obispado.
Muchos miembros, y quizás usted se encuentre entre ellos, se ofenden con demasiada rapidez, son muy quisquillosos, no creo que sea recomendable que alguien se acerque a alguna familia a aconsejarles cómo tratar a sus hijos en la RS, muchos esperamos que sean nuestros líderes quienes nos aconsejen o corrijan y no que se acerque cualquier hermano a indicarnos algunas cosas.
Hay cosas en las cuales ayudar al obispado y otras no. No por ser bueno en finanzas voy a contar las ofrendas.
Los líderes que tienen tanto que hacer, dentro de eso está preocuparse por una RS ordenada y reverente.
No creo que sea buena política de liderazgo pasarle la pelota a los miembros sobre aconsejarse unos a otros.
Pero sí coincido que todos podemos aportar algo para ayudar.

Anónimo dijo...

Tengo 31 años, siempre he estado en la Iglesia incluso ya son 4 generaciones en mi familia que pertenecen a esta hermosa obra; y he visto en repetidas ocaciones dos cosas:
1° que normalmente esos hijos que fueron de conducta tan irreprochable cuando pequeños por la "gastante" actitud de los padres a ser ultra-reverentes, terminan cuando adultos, no queriendo saber nada con el evangelio o revelados contra los lideres por estar fastidiados de esa sensacion de opresion.

2° En los manuales de instruccion se da las pautas y normas de como hacer las cosas en la iglesia, pero esa guia es para quien sirve en el llamamiento y no debemos estar diciendole al obispo o lideres como hacer la cosas o si las hace mal, a no ser que sea para bendecir su vida y aliviar sus cargas, y normalemente esa no es la actitud de quienes "recuerdan los deberes a los lideres"

Es verdad la reunion sacramental es muy importante y sagrada, para mi lo es y tengo 4 hijos menores de 6 años. Con mi esposa nos esforzamos mucho para enseñarles en la semana y en la misma reunion la reverencia, pero son niños, su espiritu inocente y humilde aprende por medio del EJEMPLO. Si somos reverentes y les invitamos a serlo, ellos lo seran; y cuidado, si les enseñamos a apuntar con el dedo los errores o falencias de los demas, ellos asi lo haran en el futuro.

Espero haber sido un aporte al tema.

Richard Lee.

Anónimo dijo...

ENTENDAMOS ESTO, NO POR SER NIÑOS LA CORRIENTE NO LES HACE DAÑO IGUAL SE ELECTROCUTAN ENTONCES SI LOS NIÑOS COMO INOCENTES PROVOCAN MAS TODO EN LA SACRAMENTAL LA IRREVERENCIA LA RESPONSABILIDAD ES DE LOS PADRES CUANTO MAS SI SON LOS HIJOS DEL OBISPO O CUALQUIER OTRO LIDER O LA MENBRESIA EN TOTAL TIENEN COMO DELEGAR Y VELAR POR EL EJEMPLO DE REVERENCIA EN LA SACRAMENTAL EL FIN ES QUE NUESTRO DIOS SE ENCUENTRE COMPLACIDO CON NUESTRA OBEDIENCIA....NO OLVIDEMOS QUE SIEMPRE HABRA UN HERMANO NUEVO.HNO RENO.

Blanca Sosa O. dijo...

Hola a todos!
Tengo seis hijos, una ya casada, el menor tiene once años, pero por mucho tiempo me senté con todos ellos en la banca del frente, desde antes de salir de casa mis hijos sabían que en la capilla "el domingo es dia de reverencia", frase que ellos mismos acuñaron en una noche de hogar. El domingo era día de escuchar los discursos y el lunes por la noche, papá que era el obispo del barrio, daba los premios, que obviamente todos querían, éstos consistían en alguna golosina y se entregaban en el orden en el que habían sido mas reverentes. Todos los premios eran iguales pero para mis hijos era importante ser el primero. Nunca les permití llevar juguetes ruidosos a la capilla y cuando eran pequeñitos jugabamos a "enseñar" a un muñeco a ser reverente en la clase de noche de hogar. Hoy sólo me siento con el menor, los demás están en la banca de los diáconos, o en la mesa sacramental, o contando la asistencia, o en otro barrio con su propia familia; pero a menudo recuerdo lo cansado que resultaba lograr que no incomodaran a los demás. Si de algo sirve mi experiencia, cuando tengan un bebé y éste llore, no lo saquen; eso hará que la siguiente vez que llore espere el mismo resultado. Si el niño hace ruido permitanle distraerse con algo que haga en SU LUGAR, sin hacer ruido, un caramelo, un dibujo, una frase del discurso en turno, algo que él sienta para sí mismo.(Oíste? el hermano dijo que Jesús ama a los niños, así como tú!)
Y, bueno, para quien ya no tienen hijos pequeños es fácil olvidar las que pasamos, y esperar que los niños de los demás se comporten como adultitos, seamos pacientes. No son adultos. Son hijos de Dios, los mas puros! Los padres somos quienes debemos ayudarles a aprender su origen divino y su potencial, con constancia y en casa.

Blanca Sosa

Anónimo dijo...

No me gusto este articulo, no tiene el espíritu del Señor, solo es un regaño y el "maravilloso ejemplo" del autor pero no me aporto ni una sugerencia para ayudar a mis hijas a ser mas reverentes, quiza hubiera sido mejor que la esposa de este hermano lo hubiera escrito quien es la que realmente hizo el trabajo

Lorena Hidalgo dijo...

me senti muy ofendida por la foto me imagine a mi pequeño alli y en verdad no fue grato....MIENTRAS LES ENSEÑAMOS A SER REVERENTES QUE HACEMOS??????LE COLOCAMOS UN ON ? O UN OFF? NO ESTOY SEGURA DE ESO lo que si se que todos los domingos viene gente nueva y muchas veces con niños .......entiendo sobre la reverencia .....se deveria realizar una clase de 15 min con la primaria para la santa cena no creen? si no lo unico que logran con esta publicacion es que la madre se inactive o no traiga a sus hijos......y que pasa con esto......DEJAD QUE LO NIÑOS VENGAN AMI......!!!!! mis bendiciones para que puedan encontrar una respuesta hna lorena

Lorena Hidalgo dijo...

yo tengo tres pequeños y uno es tan pequeño como el de la foto lo siento eso me produjo mucho dolor

Bernarda bugueño dijo...

No me gusto la foto y no estoy de acuerdo con eso de dejarlos ser momias soy presidenta de primaria y cada niño es distinto si bien somos los padres quienes ponen orden a veces con los mas pequeñitos es dificil tengo un hijo inquieto y uno tranquilo pienso q es cosa de tiempo.al menos en el tiempo de la rreverencia lo matengo tranquilo pero ,con mucho trabajo...si creo q se puede mejorar con material didactico lapices y libro silencioso....pero la verdad qfalta de amor para con los mas pequeños al poner esa foto me parece . :-( ......asi no dan ganas de ir por que mis hijos son valiosos para mi y respeto a los demas pequeños por que somos nosotros los adultos que debemos mostrar amor y paciencia !!! Ellos no saben pero si con nuestro ejemplo aprenderan....demosle amor......no creo q tanta falta de respeto sea eso....q mal ......muy tristeeesee :(

Anónimo dijo...

hola , este es un problema que existe en todas partes estoy de acuerdo en que alguien deberia de poner unas normas o unas pautas para poder enseñar a nuestros hijos a ser reverentes en la reunion sacramental pero eso no seria valido por que los niños no son maquinas y a todos no les vale lo mismo lo se por que tengo 3 hijos y cada una necesita algo diferente por eso las pautas generales que hasta ahora he visto es 1º explijcarle al niño lo que se espera de el aunque sea pequeño, 2º seguir intentando con paciencia que no corra , no grite , ect...no llevar juguetes que causan revuelo en los niños de alrededor
4º no perder la paciencia (son Niños) 5º felicitar cuando lo hace bien 6º darle nuestro ejemplo.7º seguir teniendo paciencia .....y unos añitos despues veremos los frutos.

Anónimo dijo...

Ánimo hermanas todo sacrificio trae su recompensa, no se rindan por favor.

Adm EL CORTIJO dijo...

Padres permisibles, hijos tiranos
he sentido en sus comentarios una ligera proteccion hacia nuestros niños, para empezar considero que si un niño de que ya va a la guarderia, debe ser ayudado a guardar reverencia, si este articulo les ofende, como lider comprendo lo que significa la reverencia, y principalmente en las reuniones dominicales, jugar con juguetes, subir al pulpito, tocar el piano, correr y hablar en voz lalta por las bancas, no lo podremos permitir durante la reunion y otras reuniones.
LA SANTA CENA ES UNA ORDENANZA SAGRADA, y cada uno de nosotros sabemos de su importancia, sin embargo permitame expresarle mis sentimientos que seguramente no hemos sido capaz de preguntarnos, muchos hermanos regresan a la iglesia, luego de estar inactivos, algunos son nuevos, y otros estan pasando por tribulaciones por sus acciones, otros quieren agradecer por las bendiciones, y muchos estamos pasando problemas de diferentes motivos, entoncens vamos a la Iglesia a buscar ayuda, a sentir esa paz, esa calma de sentir el espiritu del señor, escuchamos el preludio inicial, luego las palabres del lider, un himno, una oracion, un himno antes de la bendicion y luego la oracion de bendicione de la santa cena, y luego participamos de esta ORDENANZA, sin embargo aveces eso se corta por que sono un celular, alguien toca la puerta insistentemente, o por los temas que irreverencia, recuerdo a un obispo que comprendiaa cabalidad la importancia de esto que simplemente sugerio volver hacer la oracion cuando un celular sono durante la oracion.
no es mi intencion decirles lo que tienen que hacer para que ayuden a sus hijos, pero si que piensen que ni siquiera una humilde oracion cumplira su objetivo si no hay REVERENCIA, la foto es referencial no se lo tomen a pecho no se ofendan facilmente, si nuestros hijos escuchan que nosotros deliberadamente dejamos que nuestros hijos pueden hacer lo que quieran asi por asi, no pasara mucho tiempo para que esa libertad que muchos defienden, se puede convertir en miembros desconsiderados, desagradecidos, que cuando tengan la edad de ir a seminarios les parezca un sacrificio, por que asi se lo inculcamos para mucho ir a seminario es un sacrificio dicen los padres, con esas palabras lo elevamos a ser heroes, martires, sin embargo lo consideran que es una bendicion que exista una persona que se prepara todos los dias, se levanta dar las clases, y que nuestros hijos estarn protegidos de los dardos venenosos de este mundo, personalmente para mi y he hablado siempre seminarios, la mision, ir a la iglesia, tener un llamamiento es una bendicion, un previlegio NO UN SACRIFICIO.
ya ven como una simple palabra podria hacer que nuestros hijos lo persivan de otra manera. sean cuidadosos con sus ejemplos, palabras y nunca crean que aun estan pequeños para recibir instruccion LA REVERENCIA UN PRINCIPIO BASICO, y cuando mas antes se aprende, su fruto lo veran a lo largo de su vida y se ajusta en todo nuestras actividades de la iglesia, la familia, nuestro trabajo etc.

Gracias por sus opiniones, es su albedrio exponerlas al igual que el mio, si aun asi lo mas importante comprender el verdadero significado. como adultos podremos llegara un acuerdo, espero que en beneficio de muchas almas los comentarios personales sin creer tener la perfeccion sacar algo bueno de cada uno de ellos, si alguien ha entrado al templo sabra que la reverencia es lo mas que se siente y si ahi se siente por que no en la Iglesia. por que no en su hogar, donde podamos guardar estaremos mas prestos a sentir el espiritu del señor.

Publicar un comentario en la entrada